Aunque lo consumen bastante, Chile no es un país de fanáticos del cerdo, si es posible elegir, la mayoría prefiere carne de vacuno. Esto es porque no han probado los manjares que ofrece Soler, una de las mejores picadas de la ruta 5 sur.

En plena carretera, a la altura de Curicó, en la Región del Maule, se encuentra el restorán Soler, empresa familiar curicana de larga tradición que en 1942 fundó Jaime Soler, especialista en la fabricación de carnes y cecinas de cerdo. Las famosas cecinas Soler.

A finales de los sesenta, se instaló este restorán que desde aquellos tiempos ofrece sánguches gigantes a familias, parejas y solitarios que van de paso por la carretera.

El lomo de cerdo es la especialidad del lugar, lo mejor es pedirlo en las muchas de variedades de sánguches que van desde los 5 mil a 7 mil 400 pesos. Entre los favoritos se encuentra el lomo soler: 250 gramos del maravilloso lomo de cerdo, tomate, palta, mayonesa casera, chucrut y salsa americana. Hay mucha variedad de platos con tamaños son para desabrocharse el pantalón.

Para los acompañantes del conductor, hay exquisitas cervezas artesanales de la zona. Pero lo mejor es pasar a fiambrería que está en el mismo restorán, ahí se pueden llevar otros antojos para comer en casa o como regalo para amigos o familia.

Este lugar único apto para todo público abre de lunes a domingo y se encuentra en Longitudinal Sur km 189, Curicó, Santiago, Maule Chile. Es una parada obligada para quienes recorren la zona. También es posible visitar las sucursales en la Región Metropolitana, ubicadas en las comunas de Las Condes y Providencia.