Si no conoce Limache, probablemente si haya comido el famoso “tomate limachino”, uno de los más ricos en su especie. El sabor y frescura de este fruto de exportación, nos habla de la riqueza de la tierra de este lugar, ubicado al interior de la V Región de Valparaíso, en la provincia del Marga Marga, que limita con Quillota al norte, Quilpué y Villa Alemana al sur, Olmué al este y Concón al oeste.

El clima de Limache es de tipo templado mediterráneo con estación seca prolongada. Presenta una temperatura promedio de 15,3 °C, condiciones ideales para el crecimiento de los cultivos. Lo que la convierte en una ciudad agrícola muy activa comercialmente, sin perder su estética campestre y su tranquilidad propia de “pueblo”. La arquitectura más antigua está en el sector de San Francisco de Limache, aquí destaca la Hacienda Eastman, adquirida por la Municipalidad de Limache para su rescate patrimonial. En este barrio está también la antigua planta de la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU) y la restaurada Estación Limache, construida en 1872,  que hoy es parte del Metro Valparaíso y lleva alos 

Para los amantes del campo, Limache cumplirá todas sus expectativas, hay muchas ferias agrícolas con infinidad de productos de campo, a buen precio, también existe una oferta gastronómica interesante, con platos típicos chilenos, con carne de granja y verduras de predios de la zona. Este tipo de restaurantes están en la ciudad y en los alrededores.

Una experiencia delicada y distinta, ofrece la Granja Aromática Los Aromos[1]. Colorido campo que cuenta con visitas guiada por los cultivos y producción aceites orgánicos esenciales de Lavanda, Lavandín, Romero, Tomillo, Cedrón, Salvia, Boldo y Eucalipto, todas hierbas con propiedades curativas. Un fragante paseo familiar que perfectamente pueden realizar personas en la tercera edad.

A solo 11 minutos de Limache está Olmué, ciudad turística llena de tradiciones del campo chileno. Bajo los enormes árboles de esta pintoresca ciudad es posible ver diariamente a huasos sobre sus caballos y animales de pastoreo en las calles. La población pequeña, pero hay muchas parcelas de agrado y piscinas públicas para capear las altas temperaturas del verano. En esta época la actividad nocturna se hace presente en bares y restaurantes que se llenan de amigos y familias, especialmente en enero cuando se realiza en Festival del Huaso de Olmué, que cada año trae a los mejores artistas nacionales, además de humoristas, grupos de baile y cantantes o músicos emergentes.

Pero la máxima atracción de esta ciudad es el Parque Nacional La Campana, ubicado en la Cordillera de la Costa, en la cima entrega una vista única a Cordillera de Los Andes y el Océano Pacífico. Su superficie abarca las 8.000 hectáreas: aquí encontrarás flora y fauna representativa de la zona central de Chile como bosques de lingues, canelos, palos santos y peumos. Con más suerte se pueden observar animales como zorros, diucas e incluso águilas.