Desde la plataforma Zoom, expertos de Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, expusieron sobre “racismo y construcción del sujeto migrante”, ante una audiencia compuesta por conductores y personal de Recursos Humanos de PullmanBus, quienes se reunieron en las instalaciones de la empresa en calle San Francisco de Borja 235, Estación Central.

Charla: “Racismo y construcción del sujeto migrante” (vía Zoom).

La charla estuvo liderada por la destacada Dra. en sociología, María Emilia Tijoux y parte de su equipo de investigación compuesto por Lidia Yáñez, socióloga y Cristian Orrego, Magíster en Ciencias Sociales, mención Sociología de la Modernización. 

Para la Dra. Maria Emilia Tijoux es de vital importancia abrir diálogos sobre la migración en diversos espacios. “Estoy muy contenta de que PullmanBus haga esto, porque es muy raro que una empresa se preocupe del racismo. Esto les puede dar un sello de mercado, de derechos humanos, de no discriminación. Hay mucha población migrante que toma bus’’.

Dra. Maria Emilia Tijoux

Durante la jornada los asistentes comentaron diversas situaciones que viven a diario e hicieron varias preguntas a los expositores, quienes agradecieron el interés de los conductores por esta temática tan importante para su profesión:

“La responsabilidad que tiene un conductor de bus es gigante, pues ellos llevan vidas humanas. Por eso me pareció muy buena la actitud que tuvieron durante la charla, no era un público joven, pero estaban muy abiertos a escuchar y contar sus experiencias, las cuales fueron profundamente humanas, de esas que no se aprenden en ninguna universidad”, señaló Tijoux.

Uno de los asistentes fue Mauricio Calderón, conductor con 35 años de experiencia, que recientemente condujo hasta Bolivia como parte del plan de ayuda humanitaria que encabezó PullmanBus para el retorno de bolivianos a su país. Para él “la charla fue muy bonita, escuché cosas que no había aprendido nunca y ahora las estoy la estoy aprendiendo a mi edad”.

Por su parte, Norman Salgado, conductor hace 42 años, se mostró entusiasmado de compartir con personal de otras áreas de la empresa. “No había estado con ellos en este tipo de instancias. Hemos estado aprendiendo otras cosas técnicas, pero es bueno reunirse en torno a la afectividad, pues es un aporte que nos hace relacionarnos mejor y respetarnos como compañeros”.

Celebrando el Día del Amor con pasajeras y pasajeros el 14 de febrero.

Desde el área de Recursos Humanos, Marcelo Olivares, destacó la importante labor que están haciendo desde su departamento: “tenemos que concientizar a los conductores, a las tripulaciones, al personal de anden, a los cajeros y a todos nuestros trabajadores, de que hay que tratar a las personas de igual forma y no discriminarlas por el color de piel, el sexo, o el lugar donde vienen. Todos son personas y hay que tratarlas bien”.

Otra mirada aportó Brigmar López, venezolana, ingeniera en recursos humanos y parte del departamento de selección y capacitación del Grupo Pullman. Vino a Chile por la crisis económica de su país, y aunque ha vivido algunos episodios de discriminación, dice que se siente muy acogida en Chile, especialmente en la familia Pullman. “Es espectacular como profesional, estar en una empresa que esté abierta a cambios futuristas. Muchas veces pensamos el futuro como la tecnología, pero no desde lo humano”.

Academia Pullman

La actividad con los expertos de la Universidad de Chile, fue la tercera y última charla del ciclo “Igualdad de las diferencias: el camino correcto”, que fue parte de los contenidos que se entregan en la Academia Pullman, un gran esfuerzo del Grupo Pullman para capacitar y certificar a su personal en distintos ámbitos como son tecnología, técnicas de conducción, medio ambiente, sustentabilidad, beneficios relaciónales, diversidad, inclusión y calidad de servicio.

En esta línea, Janice Kerr, Gerente Corporativo de rrhh y hsec, se mostró entusiasmada con la participación de los asistentes y la disposición de los expositores. “Me encantó su apertura al diálogo. Es un lujo tener a alguien como María Emilia Tijoux aportando en nuestra academia, especialmente ahora que estamos en una etapa de modernización. Tenemos nuevas tecnologías, con mejores buses, pero nos dimos cuenta que el alma de la organización son las personas. Por lo tanto, si no se invierte en las personas, y en el buen servicio, la modernización no sirve de nada, ya que no solo transportamos cargas, también transportamos almas y familias y necesitamos que nuestros conductores puedan asegurar que los pasajeros van a viajar seguros, confiados y tranquilos de llegar a su destino bien”.